Skip to content
diciembre 3, 2010 / jorgemike

Mis razones para fotografiar

Hace 3 años compré mi primera cámara.   No es necesario la frase completa: “compré una cámara digital”, basta con decir “compré una cámara”.  Aunque la película y el revelado no se han extinto, se asume que la cámara es digital.  De otra forma ¿cómo la vas a subir al facebook, blog, poner de wallpaper en el blackberry, etc.?  Volviendo a la pregunta ¿Por qué tomar fotos?

Tengo dos razones para fotografiar.

1- La razón técnica: Desde niño he sido un fanático de los efectos visuales y del diseño gráfico.  No tengo educación formal en diseño gráfico ni las ramas relacionadas.  Mi habilidad con el diseño ha sido un tres en la escala del uno al cinco.  Después de sentir que no lograba alcanzar el nivel que deseaba, entendí que una de las bases que me hacía falta era la composición visual, y que la que podía aprender y mejorar si practicaba a diario.  Ví en la fotografía la forma más rápida y fácil de practicar.  Con las cámaras digitales practicar es mucho más barato y los resultados son inmediatos.  Gracias a youtube, blogs, revistas y cursos, aprender está a sólo un click.  Si aprendo lo suficiente para el día que disponga del tiempo adicional para la post-producción, ya tendré una parte importante del conocimiento de mi lado.

2- La razón personal: Cuando asistí a mi primer curso de fotografía todavía no pensaba en dedicarle tiempo a “apretar el botón” del aparato fotográfico.  Más bien asistí por acompañar a unos amigos porque se trataba de un curso privado, con pocos asistentes y faltaba uno para completar la cuota de los honorarios del profe.  Al inicio del curso el profesor Hernán Santos hizo énfasis en la teoría de la composición.  Le dedicó varias horas al único tema que hasta entonces me interesaba, así que el profe me cayó bien.  En las siguientes clases entramos en los detalles técnicos como apertura y demás.  Al momento de evaluar las tareas en casa el énfasis no era en el área técnica, al profe no le preocupó revisar cómo lograr que obtuviéramos la exposición correcta.  Al él sólo le preocupaba un tema: La Intención.  “¿Por qué escogistes este ángulo? ¿Este sujeto? ¿Por qué usastes esta luz?”  La intención es la diferencia entre tomar una fotografía y apretar el botón de la cámara.  Pienso que hay dos intenciones: una específica al momento de cada imagen individual y otra referente a la actividad fotográfica que señala cuál es el sujeto por el que se tiene preferencia.  Yo tengo interés por fotografiar personas.  Mi razón es que fotografiar personas me saca de mi círculo de comodidad: me enseña a tener paciencia, me exige que me enfoque y concentre en esa persona y nada más.  Para capturar a la persona debo querer conocerla, aunque sea un poquito.  Si lo hago con buena intención, sin exigir, sin imponerme y con respeto, la persona se abrirá.  Cuando fotografío a una persona, ella me permite que entre en su mundo y eso quiero respetarlo.  Mi intención es que aquellos que conocen a la persona, al mirar la foto digan: “Definitivamente que ese/esa eres tú”. La labor está completa si  puedo lograr que la persona al verse en la foto le guste cómo salió.

About these ads

One Comment

Dejar un comentario
  1. Tania Traverso / nov 9 2011 7:14 pm

    “Definitivamente que ese eres tu” jejejejejeje =)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: